Chiguil ordenó quitar sellos de clausura en New’s Divine

Nueve jóvenes y tres policías murieron en la discoteca New’s Divine que, desde su inauguración en el 24 de mayo de 2005, había sido clausurada en dos ocasiones. A seis meses antes de la tragedia, el ahora candidato de Morena a la alcaldía de la delegación Gustavo A. Madero, Francisco Chiguil Figueroa,entregó a su dueño, Alfredo Maya el documento de su reapertura a pesar de no contar con las medidas de Protección Civil requeridas.

Al cumplirse una década de las doce muertes, Leticia Morales Bravo, mamá de Rafael Morales Bravo, uno de los fallecidos en la discoteca y que tenía 18 años, aseguró: “Tenemos el documento ya en mano, comprobamos que nosotros no mentimos, donde él (Francisco Chiguil) firma la apertura del New’s Divine y se la entrega a Alfredo Maya el 26 de diciembre de 2007”.

Ante las acusaciones de que su protesta responde a motivos electorales, respondió: “No hay un interés político, el interés de nosotros es mantenernos en esta lucha, defendiendo la memoria de nuestros hijos, en su momento dijeron que eran drogadictos, rateros y nosotros vamos a limpiar su memoria de ellos, aunque ellos no estén, creo que como padres tenemos derecho a expresar lo que sentimos, creo que el coraje de nosotros ha sido mucho y nosotros no vamos a parar, entonces esta lucha apenas empieza, el quiere ser jefe delegacional y nosotros no lo vamos a dejar llegar”.

Los padres que perdieron a sus hijos recuerdan que, si bien, desde 1997 el New’s Divine había funcionado para realizar diversos eventos de manera irregular, fue el 24 de mayo de 2005 cuando fue inaugurado como discoteca. En dos ocasiones, antes de la tragedia, había sido clausurado, sin embargo, las autoridades delegacionales permitieron la reapertura. Las clausuras fueron por venta de bebidas alcohólicas sin permiso, falta de controles de seguridad y permisos fuera de la Ley.

Las irregularidades permitieron que en el lugar se vendieran bebidas alcohólicas a menores de edad, a los que incluso se les permitía que se cambiaran los uniformes de secundaria para no ser detectados dentro del lugar.

Por otro lado, los padres acusaron a Francisco Chiguil de ser responsable de que se quitaran los sellos de clausura de esa discoteca. Declararon contar con el documento, con fecha 26 de diciembre de 2007, cuando, con su firma, el entonces jefe delegacional avaló su reapertura.

Incluso mencionan los quejosos que cuatro meses antes de la tragedia, en el mes de marzo de 2008, Protección Civil de la Delegación ya había negado el visto bueno para su operación, ya que la salida estaba obstaculizada y los cables eléctricos no estaban debidamente cubiertos.

Sin embargo, ni Chiguil ni ninguna otra autoridad atendió las indicaciones de cerrar el local, por lo que lo responsabilizaron de la muerte de siete jóvenes clientes, dos empleados, dos policías y un agente ministerial que quedaron atrapados entre los asistentes que empujaban por salirse del local y el cordón policiaco que no permitió la apertura de las puertas.

Aseguraron los padres de los jóvenes que murieron en la tragedia, que con este documento que había sido desaparecido, presentarán una nueva demanda, para demostrar que el ahora aspirante a gobernar la alcaldía de Gustavo A. Madero, fue responsable de la muerte de los jóvenes por permitir quitar la clausura del antro y no actuar a pesar de que Protección Civil había solicitado de nueva cuenta su cierre.

Expusieron que el jueves 12 de junio del presente año presentaron las denuncias con número 14841 y 15062 por Martín Rocha Sánchez -padre de Erika Rocha Maruri de 13 años, fallecida- y Claudia Martínez Alcalá -madre de Jennifer Jiménez Martínez quien tiene graves secuelas de por vida- con la carpeta de investigación abierta, ya que buscan determinar la responsabilidad penal en contra de Francisco Chíguil Figueroa y Rafael Bustamante Martínez en busca de la reparación del daño.

Asimismo, esperan que en breve se dé a conocer la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que ya tiene avanzada una investigación sobre el caso.

Para concluir, Carmen Rivas, madre de Leonardo Rivas -quien murió en el operativo -, solicitó a Andrés Manuel López Obrador y a Claudia Sheinbaumque no permitan la llegada de Francisco Chíguil, su candidato a alcalde a ocupar el cargo: “no permitan que el señor Chíguil llegue, no permitan que nos llenen de dolor, tenemos 10 años de dolor, y la ausencia de nuestros hijos es difícil”.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir